lunes, 23 de mayo de 2011

LA ANSIEDAD-4. SÍNTOMAS y ESTADÍSTICAS


Hay muchos síntomas que pueden estar presentes en una crisis de angustia; para poder realizar el diagnóstico, los expertos se han puesto de acuerdo en que se han de presentar por lo menos 4 o más de los siguientes síntomas:

    •Palpitaciones, sacudidas del corazón o elevación de la frecuencia cardíaca
    •Sudoración
    •Temblores o sacudidas
    •Sensación de ahogo o falta de aliento
    •Sensación de atragantarse, boca seca
    •Opresión o malestar torácico
    •Náuseas o molestias abdominales
    •Inestabilidad, mareo o desmayo
    •Desrealización (sensación de irrealidad) o Despersonalización (estar separado de uno mismo)
    •Miedo a perder el control o volverse loco
    •Miedo a morir
    •Parestesias (sensación de entumecimiento u hormigueo)
    •Escalofríos o sofocaciones

DATOS ESTADÍSTICOS
La frecuencia que cabe esperar en la población mundial de este trastorno es de entre el 1 y el 2% en un año. Aproximadamente entre un 33% y un 50% de las personas con trastorno de angustia tendrán agorafobia.
En relación a la incidencia en función del sexo, se sabe que en las mujeres es más frecuente el trastorno de angustia sin agorafobia (2 a 1) y en el caso de la agorafobia con trastorno de angustia es 3 veces más frecuente en los hombres.

La edad de inicio puede ser cualquiera pero es raro que la primera crisis de angustia se manifieste antes de la adolescencia o después de los 45 años de edad. Hay dos subtipos poblacionales en relación a la edad que presentan un máximo de incidencia: al final de la adolescencia y hacia los 35 años.

En cuanto a la influencia de los genes, cabe decir que los estudios demuestran una incidencia genética o hereditaria. Los estudios refuerzan estas conclusiones pero también introducen el concepto de transmisión educacional entre familiares: se sabe que los pacientes con trastorno de angustia tienen entre 4 y 7 más probabilidades de que un familiar de primer grado (padres, hijos, hermanos) también haya desarrollado o desarrolle un trastorno de angustia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario