jueves, 19 de mayo de 2011

LA ANSIEDAD-3. EL TRASTORNO DE ANGUSTIA o ATAQUE DE PÁNICO.


2.- CRISIS DE ANGUSTIA y TRASTORNO DE ANGUSTIA.

Cuando una persona sufre dos o más crisis de angustia sin causas objetivables estamos hablando de Trastorno de Angustia
Además, después de cada crisis de angustia la persona tiene:
* miedo de volver a padecer otra crisis,
* miedo a que le pueda pasar algo debido a las crisis (infarto, pérdida de conocimiento, etc)
* y su conducta se ve modificada en la mayor parte de sus ámbitos.

Fijémonos en que la característica más destacable es que no hay datos objetivables que justifiquen la crisis.

Un ejemplo: una persona va por la calle y de repente empieza a encontrarse mareada. Tiene una sensación rara en la cabeza, como si la notara o como si el cerebro le presionara el cráneo. Nota ciertas dificultades para respirar y se le acelera el corazón. Puede notar un nudo en la garganta, una opresión en el pecho o una bola en el estómago. Tiene sensaciones de debilidad, de desfallecimiento, de pérdida del equilibrio. Ha de buscar un lugar donde sujetarse o aguantarse ya que le flaquean las piernas. Puede sentir mareo, vértigo o nauseas. Puede llegar a vomitar o a perder el conocimiento.

Las crisis de pánico no suelen durar mucho tiempo (5-30 minutos), aunque las hay de mucho más largas o encadenadas. Provocan un estrés muy grande en quién las padece.

La sensación es de debilidad total y de estar expectante ante un desenlace fatal. La persona se siente insignificante, desprotegida y totalmente vulnerable.

Otro hecho que agrava el estado del paciente después de la crisis es, como ya mencionamos, el miedo a volver a padecer otra, a volverse loco o morirse. Dicha sensación viene explicada por la incertidumbre de lo que a la persona le ocurre. Incertidumbre que permanece aunque la persona sepa que tiene una crisis de angustia.

El paciente no sabe lo que le ocurre, simplemente tiene pánico. Se autoexplora con el miedo de encontrar anomalías respiratorias, cardíacas, digestivas, mentales.

Sufre por que no puede dar explicación a lo que le ocurre. En su registro mnésico (memoria) están las experiencias que le han producido miedo o pánico: el castigo, la agresión, la amenaza, los accidentes, las enfermedades. Lo que siente se parece a ello pero generalmente mucho más intenso y por lo tanto, se siente amenazado. Ello le lleva a modificar conductas: puede desarrollar conductas evitativas y ciertos rituales; puede acudir a médicos para que le descarten patologías físicas; puede volverse triste y apagado o irritable y huraño; puede volverse dependiente de los demás o puede aislarse en su casa perdiendo los contactos sociales, el trabajo y desatender sus obligaciones. Entre un 17-22% de las personas con crisis de angustia repetidas acabará desarrollando un trastorno depresivo mayor, y ambos trastornos los encontramos simultáneamente en un 50-65%. Otras patologías que se pueden asociar al trastorno de angustia es el abuso de drogas o fármacos en un vano intento de auto-medicación.

El trastorno de angustia se asocia o concurre con otras patologías de la esfera ansiosa (fobia específicas, fobia social, trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno de ansiedad generalizada, etc).

Esta búsqueda de la causa y, por defecto, el intentar evitarla puede hacer que la persona empiece a sufrir crisis de angustia en situaciones determinadas aunque no de manera invariable. Esta subclase recibe el nombre de crisis de angustia situacionales. Son más frecuentes en las persona que padecen episodios largos de crisis de angustia. Diríamos que aparecen con la experiencia.

Cuando este estado ocurre, la persona empieza a desarrollar conductas evitativas y puede llegar a ser diagnosticado de fobia (ver tema: “fobias” del presente monográfico). Una de las conductas evitativas que han adquirido nombre propio es la “agorafobia” o miedo a encontrarse en lugares o situaciones donde escapar pueda ser difícil. La agorafobia la tratamos con más detalle en el siguiente otro capítulo.

Mañana seguimos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario